LOS MOSQUITOS Y LA FUMIGACIÓN: QUÉ DICE LA CIENCIA – #LACOSTA

Compartir

Debido a las lluvias y los vientos que caracterizan a la temporada de verano, es habitual que en esta época el Partido de La Costa registre un incremento en las poblaciones de mosquitos. La especie responsable de dicho aumento es el Aedes albifasciatus, que no es un vector importante de enfermedades en los seres humanos ni representa un problema para la salud pública.
Desde la Dirección de Ciencia y Tecnología de la Municipalidad de La Costa, en este marco, se advierte que es necesario comprender la dinámica de la especie para no llevar a cabo acciones inadecuadas para su control.
Un informe firmado por la Ing. Agr. Adriana Balzarini y el Ing. Agr. César Marcomini detalla que la hembra del Aedes albifasciatus, luego de picar a una persona o un animal, pone sus huevos en los bordes de charcos y continúa haciéndolo en el mismo lugar mientras no llueve.
Una vez que se produce la lluvia, los huevos eclosionan juntos y se genera el crecimiento súbito de la población de mosquitos, que suelen vivir pocos días. Por eso, de no reiterarse las precipitaciones, las poblaciones descienden con rapidez.
Estas características forman parte de la dinámica natural del ambiente. El informe de los especialistas de la Dirección de Ciencia y Tecnología de la Municipalidad de La Costa detalla que la fumigación para controlar a este mosquito no es adecuada por los siguientes motivos:
-Cuando hay picos de abundancia en las ciudades, se trata de un reflejo de lo que sucede en los alrededores: fumigar el área urbana no impide que arriben nuevos ejemplares adultos desde la periferia.
-El uso de insecticidas tiene efectos nocivos sobre otras especies y además va generando resistencia, que heredan los descendientes de los mosquitos sobrevivientes. Este aumento de la resistencia también es desarrollado por otras especies como el Aedes aegypti, vector del dengue y otras enfermedades.
Por lo tanto, la fumigación es una estrategia que solo se utiliza en situaciones muy específicas, reglamentadas en normativas que regulan el control de vectores de enfermedades y propuestas por el Ministerio de Salud de la Nación. Los Estados provinciales y municipales, en este contexto, adhieren a dichos criterios y proponen sus propios planes de prevención y control enmarcados en las normas.
EL CONTROL DEL MOSQUITO AEDES AEGYPTI
El Aedes aegypti, vector del dengue, la fiebre chikungunya y el zika, es un mosquito de hábitos domiciliarios y adaptado a reproducirse en recipientes que acumulan agua, desde cubiertas de autos usadas hasta portamacetas, pasando por bebederos para mascotas, lonas y zinguerías tapadas.
Para controlar las poblaciones de Aedes aegypti, se debe:
-Eliminar los recipientes que podrían servir como criaderos.
-Desmalezar y mantener el pasto corto para que los ejemplares adultos no encuentren lugares donde refugiarse.
-La fumigación solo se sugiere cuando hay sospecha de casos de dengue y se acota al barrio donde vive el paciente. Esta fumigación mata a los adultos y no actúa sobre formas juveniles.
Cabe destacar que la Dirección de Ciencia y Tecnología de la Municipalidad de La Costa lleva a cabo un monitoreo del mosquito Aedes aegypti desde 2020. La especie ha sido detectada en todas las localidades del distrito entre mediados de diciembre y fines de abril o principios de mayo, dependiendo de las temperaturas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *